Comisión Europea – Comunicado de prensa Semestre Europeo Paquete Otoño: Trabajar para una recuperación económica más fuerte y más inclusiva

Comisión establece las prioridades económicas y sociales de la UE para el próximo año, confirma la necesidad de avanzar hacia una política fiscal más positivo para la zona del euro, y completa evaluación de los proyectos de planes presupuestarios zona del euro de los Estados miembros

Hoy la Comisión expone sus puntos de vista sobre las prioridades económicas y sociales de la UE para el próximo año, basándose en la orientación del Presidente de Juncker 2016 Estado de la Unión de direcciones y de los últimos datos económicos de la Comisión de otoño 2016 Pronóstico . El paquete de hoy comienza el ciclo 2017 de la gestión económica, el denominado semestre europeo.

Presidente Jean-Claude Juncker , dijo: .. El semestre europeo 2017 inicia hoy será decisiva para Europa para gestionar su vuelco económico y social creo que podemos hacerlo Esta es la razón por hoy, la Comisión está recomendando una política fiscal positiva a apoyar la recuperación y la política monetaria del Banco central Europeo, que no debe soportar la carga por sí sola Cada Estado miembro debe desempeñar su parte:. los que pueden permitirse lo tienen que invertir más, mientras que los que tienen menos espacio fiscal debería continuar con las reformas y favorable al crecimiento de consolidación fiscal “.

Europa está experimentando una recuperación frágil pero relativamente resistente y trabajo intensivo. Su PIB es ahora mayor que antes de la crisis. El desempleo está disminuyendo y la inversión está creciendo de nuevo. Sin embargo, no hay lugar para la complacencia. Algunos de los vientos de cola que han apoyado la recuperación hasta el momento son la decoloración. Los legados de la crisis, en particular el impacto social, los altos niveles de deuda pública y privada, y la proporción de la cartera vencida, siguen siendo de gran alcance.

La Comisión pide a los Estados miembros a redoblar sus esfuerzos a lo largo de los principios del “triángulo virtuoso” de impulsar la inversión, la introducción de reformas estructurales y la garantía de las políticas fiscales responsables, y al hacerlo, poner el foco en la equidad social y la entrega de un crecimiento más inclusivo . La Comisión ha presentado recientemente sus prioridades para la acción a nivel de la UE en su programa de trabajo para 2017 , que incluye el fortalecimiento del Plan de Inversiones para Europa . El paquete de hoy proporciona nuevas orientaciones para las políticas económicas y sociales de los Estados miembros.

En cuanto a la zona del euro, en particular, la Comisión hace un llamamiento para una política fiscal mucho más positivo para la zona de la moneda en su conjunto para superar el riesgo de “bajo crecimiento, baja inflación”, y para apoyar la política monetaria del Banco Central Europeo .

La orientación política en el Informe Anual de Crecimiento va acompañada de una comunicación sobre la situación fiscal de la zona euro, una recomendación sobre la política económica de la zona del euro, así como un análisis exhaustivo de los derechos económicos, mercado de trabajo y las condiciones sociales. La Comisión también está emitiendo sus dictámenes sobre los proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro los Estados miembros para 2017.

Una política fiscal positivo para la zona del euro

En la carta de intención de acompañar a su 2016 Estado de la Unión, el presidente Juncker anunció la intención de la Comisión de promover “una política fiscal positivo para la zona del euro, en apoyo de la política monetaria del Banco Central Europeo”. La discusión sobre la posición fiscal apropiada para la zona del euro es un aspecto clave de los esfuerzos de la Comisión para completar la unión económica y monetaria de Europa, como parte de la etapa 1 del seguimiento de los informe de junio de el año 2015 Cinco Presidentes ( “profundización de obra”).

Tanto las políticas monetarias y fiscales desempeñan un papel clave en la estabilización macroeconómica. En la zona del euro, monetaria política ha sido concebido y diseñado como un solo instrumento. Por el contrario, en ausencia de un presupuesto centralizado o función de estabilización, la zona del euro fiscal política es el resultado de la agregación de las 19 políticas fiscales individuales. De hecho, sobre la base de los últimos datos, y sin tener en cuenta la flexibilidad prevista dentro de las reglas, una entrega completa de los requisitos fiscales contenidas en las recomendaciones específicas por país (CSR), adoptadas por el Consejo en julio el año 2016 implicarían, en el global, una política fiscal moderadamente restrictiva para la zona euro en su conjunto en 2017 y 2018. Teniendo en cuenta la necesidad de sostener la recuperación y en vista de la incertidumbre más amplio en este punto en el tiempo, no parece adecuado tal postura fiscal.

En su Comunicación, la Comisión subraya la necesidad de una política fiscal más positiva y que ahora hay una ventana de oportunidad para lograrlo. Una política fiscal positivo se refiere tanto a la de apoyo, es decir, expansiva, dirección en la que la política fiscal debe tener en general, y para la composición del ajuste fiscal, en términos de la distribución de los esfuerzos entre los países y de los tipos de gastos y / o impuestos por detrás eso.

Para entregar tal postura fiscal, la zona del euro debe adoptar un enfoque más colectivo que tenga en cuenta las diferencias en las situaciones de los distintos países: (i) para los Estados miembros que están sobre-el logro de sus objetivos fiscales, utilizar su espacio fiscal para apoyar la demanda interna y las inversiones de calidad, incluyendo los transfronterizos, como parte del plan de inversiones para Europa; (Ii) para los Estados miembros que necesitan más ajustes fiscales bajo el brazo preventivo del Pacto, asegúrese de que cumple en general con los requisitos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento; (Iii) los Estados miembros en el marco del componente corrector, garantizar una corrección oportuna de sus déficits excesivos, incluso proporcionando amortiguadores fiscales contra las circunstancias imprevistas.

Una recomendación sobre la política económica de la zona del euro

De acuerdo con la Comunicación sobre la posición fiscal zona del euro, la Comisión recomienda una expansión fiscal de hasta el 0,5% del PIB en 2017 para la zona euro en su conjunto. Esto debería contribuir a una combinación equilibrada de políticas, para apoyar las reformas y fortalecer la recuperación. La recomendación también pone de relieve la necesidad de llevar a cabo reformas estructurales y mejorar la calidad de las finanzas públicas.

Desde el año pasado la Comisión ha presentado esta recomendación antes en el ciclo anual, de manera que la zona del euro y de dimensiones nacionales pueden integrarse mejor en la planificación del presupuesto nacional y por lo tanto los Estados miembros pueden tener en cuenta los posibles efectos de arrastre y responsabilidades conjuntas. La recomendación proporciona una guía para la zona del euro en su conjunto y tiene como objetivo promover políticas que mejoren la creación de empleo, la equidad social y la convergencia, así como impulsar la inversión con el fin de apoyar el crecimiento.

El mecanismo de alerta Informe (AMR)

El AMR es una herramienta integral del semestre europeo, que tiene por objeto prevenir o corregir los desequilibrios que obstaculizan el buen funcionamiento de las economías de los Estados miembros, de la zona del euro o de la UE en su conjunto, y para estimular las respuestas políticas adecuadas (por lo Los desequilibrios macroeconómicos -denominado Procedimiento – MIP). El AMR identifica los Estados miembros para los que la Comisión debe emprender una nueva revisión en profundidad para establecer si pueden estar experimentando desequilibrios. Se basa en la lectura económica de un cuadro de indicadores acordados.

Para 2017, 13 países estarán cubiertos por una revisión en profundidad debido a los desequilibrios fueron identificados en el análisis que surge de esta lectura del marcador. Estos son los mismos 13 países identificados con los desequilibrios en la ronda previa de la pormenorizadas de los comentarios (Bulgaria, Croacia, Chipre, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, España y Suecia). La Comisión presentará sus conclusiones de los exámenes a fondo como parte de su Informes anuales a principios de 2017.

AMR de este año se examinan los progresos con la corrección de los desequilibrios macroeconómicos, en particular en la zona del euro, a la luz de la actual pagar abajo de la deuda interna y externa, algunos de los retos que aún persisten en el sector bancario, y la dinámica de los precios de la vivienda y el mercado laboral desarrollos, teniendo en cuenta la situación social.

A nivel agregado, la zona del euro sigue teniendo el mayor superávit en cuenta corriente del mundo. Se expandió a más de 2015 y se espera que aumente de nuevo este año. El superávit de la zona del euro es un síntoma de la debilidad de la dinámica de la demanda interna en los últimos años y de los esfuerzos de reducción de la deuda en todos los sectores y Estados miembros.

Proyecto de informe conjunto sobre el empleo

proyecto de informe de este año se presenta un resumen de la actuación de los Estados miembros en función de la tasa de desempleo; tasa de desempleo de los jóvenes; el número de los que no están en el empleo, la educación o la formación; Renta familiar disponible bruta; la tasa de personas en riesgo de pobreza; y el nivel de desigualdad.

El informe confirma que la recuperación es cada vez más intensivos en trabajo, también gracias a las recientes reformas estructurales en varios Estados miembros. Ocho millones de nuevos puestos de trabajo se han creado desde 2013, de los cuales casi 5 millones han llegado desde el comienzo del mandato de esta Comisión. La tasa de desempleo de la UE se caía y se situó en el 8,5% en septiembre de 2016 (10% en la zona euro), alcanzando su nivel más bajo desde 2009 (desde 2011 en la zona euro). Al mismo tiempo, la tasa de empleo en el grupo de edad 20-64 años está por encima de la observada en 2008, por primera vez, en el 71,1% (segundo trimestre de 2016). Esto significa que el objetivo de la tasa de empleo del 75% fijado por la Estrategia Europa 2020 para el 2020 podría estar al alcance, si la tendencia actual continúa. Pese a las primeras señales de convergencia entre los Estados miembros, el empleo y los resultados sociales seguirán variando considerablemente de un país. Los niveles de desempleo, así como la pobreza siguen siendo demasiado altos en muchas regiones de Europa. Los altos niveles de desigualdad reducen la producción económica y el potencial de crecimiento sostenible.

El informe también pone de relieve el alcance de las reformas llevadas a cabo en los Estados miembros. Se adoptó conjuntamente con el Consejo.

Evaluación de proyectos de planes presupuestarios

La Comisión también ha completado su evaluación de si proyectos de planes presupuestarios de la zona del euro los Estados miembros (PAD) para 2017 cumplen con las disposiciones del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. En varios casos, la Comisión considera que los ajustes fiscales previstas están a la altura, o el riesgo de hacerlo, de lo que se requiere por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Específicamente:

En cuanto a los quince países de la vertiente preventiva del PEC:

– Por cinco países ( Alemania, Estonia, Luxemburgo, Eslovaquia y los Países Bajos ), se encuentran los subproductos de desinfección para ser obediente con los requisitos para el 2017 en el marco del SGP.

 – En cuatro países ( Irlanda, Letonia, Malta, Austria ), los subproductos de desinfección se encuentran para ser ampliamente compatible con los requisitos para 2017 en el marco del SGP. Para estos países, los planes podrían dar lugar a alguna desviación de las trayectorias de ajuste hacia el objetivo presupuestario a medio plazo de cada país.

Por seis países ( Bélgica, Italia, Chipre, Lituania, Eslovenia, Finlandia ), los subproductos de desinfección plantean un riesgo de incumplimiento de los requisitos de 2017 en el marco del SGP. Los subproductos de desinfección de estos Estados miembros podrían dar lugar a una desviación significativa de las trayectorias de ajuste hacia el objetivo a medio plazo respectivo. Sin embargo, Finlandia ha solicitado el uso de la cláusula de reforma estructural y la cláusula de inversión. La Comisión tendrá en cuenta la incertidumbre que rodea las estimaciones de la brecha del producto al considerar la elegibilidad de Finlandia por la cláusula, que a su vez puede impacto en la evaluación del cumplimiento. En el caso de Lituania , el mantenimiento de la política PAD incluye una aplicación para el uso de la cláusula de reforma estructural. La evaluación completa de Finlandia y de Lituania posible elegibilidad para la flexibilidad se llevará a cabo dentro del ciclo normal de semestre europeo en el contexto de la evaluación del programa de estabilidad de 2017.

En cuanto a los tres países que están actualmente en el brazo correctivo del PEC (es decir, en procedimiento de déficit excesivo):

– Para Francia , el DBP se encuentra que es ampliamente compatible con los requisitos para 2017 en el marco del SGP, como la Comisión de 2016 según las previsiones de otoño que el déficit global será ligeramente por debajo del valor de referencia del 3% del PIB en 2017, aunque hay es un déficit significativo en el esfuerzo fiscal en comparación con el nivel recomendado y la corrección no sería duradera en el año 2018 sobre la base de mantenimiento de la política.

– Para España , el DBP se encuentra para estar en riesgo de incumplimiento de los requisitos de 2017 en el marco del SGP. Si bien se reconoce la naturaleza de mantenimiento de la política de estas proyecciones, previsiones de la Comisión para 2017 proyectos que se logrará ni el objetivo de déficit global intermedia, ni el esfuerzo fiscal recomendada.

– Para Portugal , el DBP se encuentra para representar un riesgo de incumplimiento de los requisitos para el 2017 en el marco del SGP, aunque la desviación proyectada supera el umbral para una desviación significativa por un margen muy estrecho. Los riesgos parecen, por tanto, contenía siempre y cuando se entregan las medidas fiscales necesarias. Portugal, que está actualmente en la vertiente correctora, se prevé que para respetar el valor de referencia del 3% del PIB este año, tal como se recomienda. Podría llegar a ser objeto de la vertiente preventiva a partir de 2017, si se logra una corrección oportuna y sostenible del déficit excesivo.

Portugal y España presentaron sus subproductos de desinfección a mediados de octubre, así como informes sobre las medidas adoptadas en respuesta a las decisiones del Consejo de dar aviso, aprobada el 8 de agosto de 2016 de conformidad con el artículo 126 (9) del Tratado. La Comisión tiene en el ínterin evaluó dichos documentos y participó en un diálogo estructurado con el Parlamento Europeo. La Comisión ha llegado a la conclusión de que los procedimientos de déficit excesivo de ambos Estados miembros deben quedar en suspenso. De acuerdo con ello, el evento que requiere una propuesta de la COMISIÓNAL suspender partes de la estructural y de los Fondos de Inversión ya no está presente y no habrá ninguna propuesta.

Próximos pasos

La Comisión invita al Consejo, en particular, el Eurogrupo y el Consejo Europeo para discutir y aprobar las directrices que aquí se presenta. Se espera que un nuevo debate con el Parlamento Europeo sobre las prioridades de la UE y la zona del euro.

En el período previo a la emisión de informes de los países a principios de 2017, a la recepción de los programas nacionales y de la publicación de las recomendaciones específicas por país en la próxima primavera, la Comisión tiene la intención de intensificar el diálogo con los Estados miembros para desarrollar una comprensión común de las prioridades compartidas y exitosa implementación de la reforma y la secuenciación. misiones a nivel político se llevará a cabo bajo el novillo de la responsabilidad vicepresidente. Los Estados miembros también tendrán la posibilidad de ofrecer sus comentarios sobre el análisis de la Comisión durante las reuniones bilaterales.

La comunicación también requiere la estrecha participación de los Parlamentos nacionales, así como de los interlocutores sociales, en la elaboración y aplicación de programas nacionales.