La UE deroga la posición común hacia Cuba

La Unión Europea acordó este martes derogar la Posición Común sobre Cuba, que vinculaba su cooperación a avances en materia de derechos humanos en la isla, una decisión que entrará en vigor el 12 de diciembre con la firma de un nuevo marco de relaciones con el país caribeño.

 “El Consejo de la UE ha derogado la Posición Común sobre Cuba adoptada por la UE en 1996” y dio su visto bueno a la firma de un Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación con la isla el 12 de diciembre en Bruselas en presencia del canciller cubano, Bruno Rodríguez, informó esta institución que representa a los 28 países que componen el bloque europeo.

La rúbrica de este pacto diplomático y comercial con Cuba, el único país latinoamericano sin acuerdo de asociación o de cooperación con la UE, tendrá lugar pocas semanas después de la muerte de Fidel Castro.

Su hermano Raúl, al frente del país desde 2006, lleva una cauta y lenta apertura al trabajo privado y a la inversión extranjera, y restableció el año pasado las relaciones diplomáticas con un Estados Unidos dirigido por Barack Obama.

“Nos encontramos en un verdadero punto de inflexión en las relaciones entre la UE y Cuba (…) Mediante este nuevo acuerdo, la UE muestra su disposición a apoyar el proceso de modernización económica y social de Cuba”, indicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, en el comunicado del Consejo.

Cuba expresó su “satisfacción” por la decisión de la UE. El viceministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Abelardo Moreno, dijo que el acuerdo “dotará por primera vez a las relaciones entre ambas partes de un marco contractual recíproco, respetuoso y mutuamente ventajoso para el desarrollo del diálogo político y la cooperación, incluida la facilitación del comercio”.

Moreno dijo que la posición común era un “vestigio del pasado” injerencista, selectivo y discriminatorio y señaló que la decisión de abolirla tiene una “alta significación política”. “Esa política unilateral había sido superada de facto, como lo evidencia la positiva evolución que en los últimos años han tenido los vínculos de Cuba con la Unión Europea y sus Estados miembros”, indicó. Pero “para Cuba era imprescindible que tal vestigio del pasado, contradictorio con las bases de igualdad, reciprocidad y respeto, sobre las que se desarrollan sus relaciones con la Unión Europea desde el 2008, fuera abolido completamente”. La UE ha creado de esta manera las “condiciones propicias” para la firma del acuerdo, añadió.

Una política impulsada por Jose María Aznar en 1996

Tras casi dos años de intensas negociaciones, el gobierno cubano y el ejecutivo europeo cerraron en marzo este nuevo marco diplomático con Cuba, que pondrá fin a la denominada Posición Común, impulsada en 1996 por el entonces presidente del gobierno español José María Aznar y que vinculaba la cooperación con Cuba a “mejoras de los derechos humanos y libertades fundamentales”.

El nuevo acuerdo, que cuenta con capítulos sobre diálogo político, cooperación y comercio, señala, en el ámbito de los derechos humanos, el objetivo de “entablar un diálogo (…) a los fines del fortalecimiento de los derechos humanos y de la democracia”, según el documento al que ha tenido acceso la AFP.

El Acuerdo deberá ser ratificado por el Parlamento Europeo y los 28 países del bloque

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación se aplicará en un primer momento de manera provisional a la espera de una larga y compleja ratificación por parte del Parlamento Europeo, así como de los 28 países del bloque.

La aplicación provisional, que afecta sólo a ámbitos de competencia exclusiva de Bruselas como la cooperación al desarrollo o el comercio, entrará en vigor unos dos meses después de que La Habana comunique oficialmente a la UE su voluntad de aplicarlo provisionalmente. En caso de que esta comunicación oficial tuviera lugar en diciembre, el acuerdo entraría en vigor el 1 de febrero de 2017, explicó a la AFP una fuente europea

Publicado en LA VANGUARDIA